La meta es el camino